Desde hace un mes, más o menos, que decidí cambiar el nombre de esta bitácora de Crónicas efímeras a Apuntes efímeros porque considero que la palabra crónica le quedaba demasiado grande. En realidad el contenido que publico aquí es más cómo apuntes, pequeñas notas que podrían escribirse en una libreta o cuaderno.

Ahora ya que el nombre es Apuntes efímeros, este pequeño cambio me da la libertad de utilizar este espacio como un cuaderno o libreta de apuntes de las cosas que voy encontrando en la vías digitales. Desde luego, los apuntes siempre tendrán como enfoque la cultura y tecnología y la interacción de éstas. Uso el termino cultura muy libremente.

Espero que este pequeño cambio reviva esta bitácora que ha quedado en el abandono en favor de las entradas diarias que aparecen en La Antigua Guatemala Daily Photo; mi otro blog con más de 770 páginas publicadas en dos años.

¿Que opinan del nuevo nombre? ¿Creen que es aún muy pretencioso?